GTD Propósito. Tres palabras para 2018

No suelo variar mucho mi propósito. Si te basas en principios y valores, contestar a preguntas cómo ¿Qué quieres hacer con tu vida? o ¿Por qué haces lo que haces? suelen tener contestaciones similares, que varían poco con el tiempo.

Solo la llegada de los mellizos hace tres años, u otras circunstancias parecidas, introducen matices significativos.

Por otro lado, ya estoy en mi segunda vida. La que, en palabras de Confucio, “empieza cuando tomas consciencia de que solo tienes una”, por lo que intento vivirla plenamente.

Hace tiempo que no necesito mirar mi propósito, gracias sobre todo a este ejercicio anual de buscar “Tres palabras para 2018”

Este ejercicio está extraído de la lectura del libro “Switch” de los hermanos Heath. “How to change things when change is hard” dice el subtítulo. Los hermanos Heath descifran cómo motivar al elefante (nuestro yo emocional), dirigir al jinete (nuestra parte racional) y allanar el camino (el entorno).

Se trata de fijar en la mente tres palabras para 2018 que faciliten tener el propósito siempre presente.

Como practicante de PNL tengo asumido que los pensamientos se convierten en palabras y las palabras en acciones, así que pensando estas tres palabras, mis acciones se ven mucho más enfocadas y mis proyectos avanzan a mejor ritmo.

Es fácil pensar en palabras comodín y bienintencionadas pero si quieres recordarlas y tenerlas siempre presentes se trata de romperse un poco más la cabeza y ser originales, de esta forma las recordaremos mejor y por tanto tendremos más presente el propósito. Se trata de crear una app mental. 😉

Mis tres palabras para 2018

ACCIDENTE

Soy un accidente, 
un error de medida. 
Un viajero de barro 
que se lleva la corriente… 

Así comienza una de mis canciones favoritas de El último de la Fila.

Los conceptos aristotélicos de sustancia y accidente, siempre me han atraído. Tomar conciencia de lo que es sustancial y lo que es accidental es básico y tiene que ver con un desarrollo personal y profesional. Como intraemprendedores, debemos identificar en nuestra empresa, en nuestras relaciones, que es sustancial y que es accidental para dedicarles la energía adecuada y necesaria…

Busco una orilla extraña 
pero yo no soy Ulises. 
Que nadie me ate 
cuando las sirenas canten. 
No trato de conseguir perdurar 
porque sé que sólo soy un accidente 

 

KOLAKOWSKI

Filósofo polaco, que destacó en su lucha contra los totalitarismos. En uno de sus ensayos (Elogio de la incoherencia) nos dejó esta frase, “La coherencia absoluta es idéntica al fanatismo. Ser coherente solo te convierte en un ideólogo doctrinario.”

Hay que entender estas palabras en el contexto histórico en el que hizo el ensayo, pero a mi entender sigue de actualidad. Tenemos muchos “coherentes absolutos” en el terrorismo, en la política, en las empresas…. Personas 100% coherentes con sus ideas que justifican todas las actuaciones de su “tribu”.

En un mudo VUCA. Donde tenemos que tomar decisiones continuas, es normal caer en la incoherencia. Es normal que decisiones actuales contradigan otras tomadas en momentos anteriores, en los que ni tú ni las circunstancias eran las mismas.

En 2018 quiero estar más abierto. Buscar y encontrar mis incoherencias, para entender mejor a los demás (compañeros, familia), para mejorar mi capacidad de escucha y empatía.

PRUEBA

Una palabra que lleva tiempo en mi radar y que paso a primer plano.

Por un lado, ha tomado un protagonismo clave en la metodología de El Plan del Héroe en la que estoy certificado. El nuevo Tablero de Acción y las fichas de prueba han terminado de completar el camino de búsqueda de una estrategia ganadora.

ficha de prueba

Por otro lado, como intraemprendedor, tengo la confianza de mi empresa para probar ideas con mi equipo, que espero sean enriquecedoras.

No quedarme en la teoría, en la suposición. Probar mis ideas y aprender de la prueba.

Esto va a aplicar también al blog, al que quiero darle un impulso este año y “probar” a aportaros herramientas interesantes que potencien vuestro perfil intraemprendedor y os ayuden en vuestro desempeño.

Bueno, espero que os haya gustado y os pueda ser útil.

¿Te animas a pensar tres palabras y compartirlas en los comentarios del blog? te estaría muy agradecido

Un abrazo y Feliz 2018!

Entradas Relacionadas

GTD Objetivos. Tres palabras para 2017

NEWSLETTER EMAIL

Date de alta para recibir nuestros posts y promociones directamente en tu buzón de correo electrónico

100% libre de SPAM

Comentarios

Deja un comentario