Definir bien la perspectiva en GTD

¿Estoy aplicando mal GTD?

Es una pregunta que todos los usuarios nos hemos hecho en alguna ocasión.

La llegada hace más de un mes de dos hermosos mellizos a mi vida está poniendo a prueba mi GTD de una manera… interesante. Dormir en intervalos de 30´ no ayuda mucho.

Mi trabajo por cuenta ajena, me exige tiempo, desplazamientos habituales de 2h diarias, estar al 100% para el trabajo con mi equipo, para las duras negociaciones con clientes, para las negociaciones internas, acudir a eventos en horas… divertidas…

Además me apasiona la BTT, y me ha pillado todo, cómo habéis podido observar, introduciendo cambios de diseño en el blog, para un salto de calidad que quiero hacer. Estas dos facetas son las que más estoy echando en falta dado que me relajan y divierten, o debería decir relajaban y divertían. 😉

Si el gran José Miguel Bolivar en optimainfinito me está ayudando en mi trabajo con sus post sobre #GTD4Managers, voy a tener que patentar #GTD4Twins, aunque en el fondo no es necesaria esta modificación y os explico por qué.

La importancia de definir bien la perspectiva en GTD

Perspactiva GTD

Necesitas definir un buen propósito.

En un momento de agobio, de querer llegar a todo, me conecte a mi gestor de GTD Facilethings y repasé la perspectiva. En la definición de tu propósito, el programa te ayuda con la pregunta ¿Por qué haces lo que haces? En la afirmación que hice y que mantengo desde que comencé con GTD, no ponía nada de batir ninguna marca de BTT por lo que mi Scott tendrá que esperar a que mi niños demanden menos atención.

Necesitas definir las áreas de responsabilidad y entender que las prioridades evolucionan.

En las áreas de responsabilidad, defino mi rol profesional, mi rol personal, mi rol social y mi rol como blogger, así como sus objetivos a medio plazo correspondientes.

Aquí es donde hay que tener claras las prioridades.

La parte personal es la primera por motivos obvios, estoy disfrutando la paternidad de manera plena.

El rol profesional es ineludible. Necesito tenerlo controlado. Además, como intraemprendedor, no se trabajar al 70% y aquí es donde mi GTD realmente funciona de maravilla.

La parte social planificada pasa a un segundo plano por ahora. Ayer falté a un gran evento en el Baluarte de Pamplona al que estaba inscrito, Congreso Vender Hoy. Me perdí las ponencias impagables de Iosu Lazcoz, Miguel Iribertegui... y otros crakcs de la venta, así como la oportunidad de desvirtualizarles, pero un par de pares de ojos llorosos impidieron mi marcha. Prioridades…De consuelo me queda haber colaborado con mi inscripción y esperar que se siga repitiendo los próximos años.

Por otro lado estoy descubriendo que los paseos, los parques infantiles, las terracitas son zonas muy sociables si llevas un carro doble. 😉

El blog deberá avanzará al ritmo de las 2 horas semanales que me puedo permitir en los próximos tres meses, lo mismo con la presencia en redes sociales, aunque aquí tengo recorrido de mejora pues he comenzado a usar feedly (imperdonable no haberlo descubierto antes) y me va a permitir centrarme en información que me aporta.

Termino este post, un poco más personal pero que espero os anime a los no iniciados a descubrirlo.

Por supuesto, podéis estar de acuerdo o discrepar utilizando los comentarios

NEWSLETTER EMAIL

Date de alta para recibir nuestros posts y promociones directamente en tu buzón de correo electrónico

100% libre de SPAM

Comentarios

  1. Delgarce dice

    Hola Miguel, yo que tengo el placer de conocer a tus dos joyas, bueno, tus tres, no se me enfade Marta 😉 entiendo que sean tu principal prioridad, son una maravilla. Y supongo que en mí próxima paternidad me ocurrirá lo mismo. Dejaré otras cosas en un segundo plano encantado de la vida.

    No obstante, creo que es totalmente necesario que tanto tú como Marta tengáis vuestros momentos de desahogo.

    Así que ahora es cuando tienes que exprimir a tope el GTD.

    Un abrazo.

    • dice

      Gracias Javier: Probablemente bajes en el ranking de pádel 😉 , pero subas en otros más importantes y… duraderos. En el fondo GTD utiliza el sentido común y lo ordena, para que no te pierdas nada en la vida, simplemente lo puedes postergar en la lista “algún día / tal vez, o pedir ayuda / delegar para que avance a un ritmo adecuado. En mi caso cuento con ayuda en la mejora técnica del blog por lo que varias acciones están “a la espera” y en el caso de la BTT, mi rutina dominguera definitivamente está en “algún día” pero espero activarla en unos meses. Un abrazo!

  2. Aurkene dice

    La paternidad te quita mucho tiempo para ti, pero aprovechalo para tener nuevas prespectivas, para conocer y aprender cosas nuevas, para amar y para sentirte amado y privilegiado. Vas a cambiar, pero vas a ser mejor y vas a poder enseñar mas. Muchos animos y un fuerte abrazo.

    • dice

      Gracias Aurkene por un comentario tan vivido, fruto de la experiencia. Desde luego que te da nuevas perspectivas. Tanto que tendré que actualizar mi GTD, sobre todo porque surgen nuevos proyectos (guardería, colegio, educación, alimentación…) Hay que leer, preguntar, elegir, para dar lo mejor a lo que más quieres y eso son muchos proyectos y acciones que estoy añadiendo a mis sistema. Cómo dices, es un privilegio. Un abrazo!

Deja un comentario