Hablando de Intraemprendimiento

Comenzamos el año hablando de intraemprendimiento. Me he propuesto investigarlo a fondo. Ver la visión que tienen otras personas y empresas del fenómeno y también comentar y poner voz a mis ideas y experiencias como intraemprendedor.

 

Mensualmente os propondré un resumen de post, tweets, noticias que me parecen interesantes sobre el intraemprendimiento y además tendremos entrevistas con intraemprendedores de diferentes sectores y tamaños de empresa para que nos den su visión sobre el tema.

 

HABLANDO DE INTRAEMPRENDIMIENTO Enero 2018

 

Crecimiento por gemación

 

Pedro Bisbal @bisbalp enfoca en su blog el intraemprendimiento como motor del crecimiento. Comparto su idea de que la mayoría de los spin-off empresariales están basadas en el intraemprendimiento y que crean y necesitan una cultura de empresa diferente a la matriz.

 

Cómo hacer que todos los empleados innoven

 

Elena Arrieta @elenaarrieta en expansión toca las dos caras del intraemprendmiento. Merece la pena su lectura completa.

 

Por un lado afirma que “la innovación colectiva contribuye a mejorar el engagement de los empleados, a cambiar la cultura corporativa y a convertir la ideación de nuevas soluciones en un hábito” ya que “la innovación de verdad no se compra”.

 

En el otro lado están los “miedos” de empresarios y directivos. “El miedo al riesgo y a la pérdida -de dinero, de poder, de control…-, desencadenante a su vez de nuevos obstáculos y excusas”

Intraemprendimiento

Innovación abierta e intraemprendimiento, dos conceptos disruptivos

 

Alfredo J. Colombano @ajcolombano en cink emprende, plantea el intraemprendimiento como un subproducto de la innovación abierta. Lo enfoca como el vínculo de unión entre las startups y las grandes empresas.

 

Mucho de lo que oímos de intraemprendimiento va en esa línea, quizás influidos por ejemplos como Google y otros casos de éxito indudable.

 

Por discrepar (o más bien matizar), para mí el intraemprendedor (como el emprendedor) ha existido siempre, no con ese nombre, pero todas las grandes innovaciones han venido de dentro.

 

Tampoco me parece adecuado la idea de asociar intraemprendimiento y startups. En un país donde el 95% son pymes, los intraemprendedores han estado, están y aportan en todo tipo de empresas.

 

Intraemprendimiento: La planificación de la innovación

 

Joan Riera @RIERA_JOAN nos habla desde ESADE del “Plan estratégico de emprendimiento corporativo e innovación” Habla de un plan a tres años, con proyecciones a cinco. Con asesores, “sponsors” internos, acompañamiento, workshops internos, evaluación personal. Mola mucho este intraemprendimiento VIP, (quien lo tuviera).

 

Señala el problema de los presupuestos anuales como principal freno. (No money, no party), cosa en lo que estoy de acuerdo. Hay que dotar económicamente la innovación.

 

En mi experiencia, en las pymes se suele necesitar innovar ¡mañana! y barato. Si que veo necesario esa cultura desde el CEO al becario, pero el “intraemprendimiento artesano” también funciona. No hace falta grandes consultoras ni productos paquetizados.

 

Los activistas del cambio, esa especie imprescindible para conectar talento

 

Alicia Pomares @AliciaPomares nos habla en Humannova de la importancia de los intraemprendedores en este proceso de transformación digital en el que todos estamos inmersos.

 

“Necesitamos organizaciones que trabajen en red, que potencien su Inteligencia Colectiva y conecten talento”. Afirma Alicia.

 

El testimonio de Mónica Moro también es impagable. “Para pertenecer a ese grupo que hace que las cosas pasen, hay que estar un poco loco, ser un poco visionario y rodearse de gente que también quiera que sucedan cosas”

 

Muy recomendable su lectura completa

 

5 claves para el éxito del emprendimiento corporativo desde los Recursos Humanos

Jorge Honorio @honoriojorge da un enfoque a mi entender adecuado al papel de los recursos humanos en el desarrollo del intraemprendimiento.

 

Comienza bien enfocando el intraemprendimiento no solo a multinacionales. Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) suelen estar constituidas en torno a personalidades empresariales, que deben apoyarse en intraemprendedores para su crecimiento”

 

Las cinco claves que propone (recomiendo su lectura completa en el post) son :

 

“1.- La Dirección debe impulsar el emprendimiento corporativo desde la cultura de empresa.

2.- Identificación de intraemprendedores en nuestra organización.

3.- Capacitar a los mandos intermedios y directivos en técnicas de liderazgo para el fomento y la gestión del emprendimiento corporativo.

4.- Campaña de comunicación para hacer llegar a toda la organización la nueva estrategia.

5.-Impulsar internamente proyectos de innovación para que las personas seleccionadas experimenten y exploren sus ideas”

 

Os animo a exponer, aportar, matizar las ideas de los post seleccionados y mis opiniones en los comentarios

 

GTD Propósito. Tres palabras para 2018

No suelo variar mucho mi propósito. Si te basas en principios y valores, contestar a preguntas cómo ¿Qué quieres hacer con tu vida? o ¿Por qué haces lo que haces? suelen tener contestaciones similares, que varían poco con el tiempo.

Solo la llegada de los mellizos hace tres años, u otras circunstancias parecidas, introducen matices significativos.

Por otro lado, ya estoy en mi segunda vida. La que, en palabras de Confucio, “empieza cuando tomas consciencia de que solo tienes una”, por lo que intento vivirla plenamente.

Hace tiempo que no necesito mirar mi propósito, gracias sobre todo a este ejercicio anual de buscar “Tres palabras para 2018”

Este ejercicio está extraído de la lectura del libro “Switch” de los hermanos Heath. “How to change things when change is hard” dice el subtítulo. Los hermanos Heath descifran cómo motivar al elefante (nuestro yo emocional), dirigir al jinete (nuestra parte racional) y allanar el camino (el entorno).

Se trata de fijar en la mente tres palabras para 2018 que faciliten tener el propósito siempre presente.

Como practicante de PNL tengo asumido que los pensamientos se convierten en palabras y las palabras en acciones, así que pensando estas tres palabras, mis acciones se ven mucho más enfocadas y mis proyectos avanzan a mejor ritmo.

Es fácil pensar en palabras comodín y bienintencionadas pero si quieres recordarlas y tenerlas siempre presentes se trata de romperse un poco más la cabeza y ser originales, de esta forma las recordaremos mejor y por tanto tendremos más presente el propósito. Se trata de crear una app mental. 😉

Mis tres palabras para 2018

ACCIDENTE

Soy un accidente, 
un error de medida. 
Un viajero de barro 
que se lleva la corriente… 

Así comienza una de mis canciones favoritas de El último de la Fila.

Los conceptos aristotélicos de sustancia y accidente, siempre me han atraído. Tomar conciencia de lo que es sustancial y lo que es accidental es básico y tiene que ver con un desarrollo personal y profesional. Como intraemprendedores, debemos identificar en nuestra empresa, en nuestras relaciones, que es sustancial y que es accidental para dedicarles la energía adecuada y necesaria…

Busco una orilla extraña 
pero yo no soy Ulises. 
Que nadie me ate 
cuando las sirenas canten. 
No trato de conseguir perdurar 
porque sé que sólo soy un accidente 

 

KOLAKOWSKI

Filósofo polaco, que destacó en su lucha contra los totalitarismos. En uno de sus ensayos (Elogio de la incoherencia) nos dejó esta frase, “La coherencia absoluta es idéntica al fanatismo. Ser coherente solo te convierte en un ideólogo doctrinario.”

Hay que entender estas palabras en el contexto histórico en el que hizo el ensayo, pero a mi entender sigue de actualidad. Tenemos muchos “coherentes absolutos” en el terrorismo, en la política, en las empresas…. Personas 100% coherentes con sus ideas que justifican todas las actuaciones de su “tribu”.

En un mudo VUCA. Donde tenemos que tomar decisiones continuas, es normal caer en la incoherencia. Es normal que decisiones actuales contradigan otras tomadas en momentos anteriores, en los que ni tú ni las circunstancias eran las mismas.

En 2018 quiero estar más abierto. Buscar y encontrar mis incoherencias, para entender mejor a los demás (compañeros, familia), para mejorar mi capacidad de escucha y empatía.

PRUEBA

Una palabra que lleva tiempo en mi radar y que paso a primer plano.

Por un lado, ha tomado un protagonismo clave en la metodología de El Plan del Héroe en la que estoy certificado. El nuevo Tablero de Acción y las fichas de prueba han terminado de completar el camino de búsqueda de una estrategia ganadora.

ficha de prueba

Por otro lado, como intraemprendedor, tengo la confianza de mi empresa para probar ideas con mi equipo, que espero sean enriquecedoras.

No quedarme en la teoría, en la suposición. Probar mis ideas y aprender de la prueba.

Esto va a aplicar también al blog, al que quiero darle un impulso este año y “probar” a aportaros herramientas interesantes que potencien vuestro perfil intraemprendedor y os ayuden en vuestro desempeño.

Bueno, espero que os haya gustado y os pueda ser útil.

¿Te animas a pensar tres palabras y compartirlas en los comentarios del blog? te estaría muy agradecido

Un abrazo y Feliz 2018!

Entradas Relacionadas

GTD Objetivos. Tres palabras para 2017

Agenda 2018 en excel

Ya está aquí la actualización de la Agenda 2018 en excel

Durante este año han sido muchas descargas y muchos los lectores y lectoras que me habéis dado las gracias por email.

Las bondades de la agenda más señaladas, son su portabilidad, su fácil uso y la integración de apartados específicos para el cambio de hábitos que supone GTD.

La agenda 2018 en excel no excluye el uso de herramientas como aplicaciones de calendarios en la nube, que en GTD las usamos para:

CITAS, es decir, acciones que tienen un día y hora definida y tenemos que hacer si o si. Reuniones, cita con el dentista, con el tutor de tu hijo, una comida con un cliente…

OBLIGACIONES que tienen día concreto pero no hora y tenemos que hacer si o si. Por ejemplo, enviar una nota de gastos el día 30, comprar unas entradas el primer día de taquilla (on line o física), recoger uniforme escolar el día que nos indica…

– Aquellas que no tenemos que hacer si o si pero que queremos controlar para tomar una decisión sobre ellas. Recordatorios de cumpleaños, eventos en tu localidad, actos en los que intervienen conocidos, citas de compañeros con clientes importantes para dar feedback…

Por otro lado el histórico de las agendas en la nube es limitado y hay que reconocer que mucha gente quiere algo offline por motivos de habilidad técnica o incluso por poder imprimir diariamente una guía de trabajo para llevarla encima pues su trabajo requiere mucha movilidad. Poder escribir sobre ella, anotar gastos, anotar a posteriori visitas o citas no planificadas y que se han atendido…

La versión de 2018 ya está disponible y la regalo para los suscriptores del blog hasta el 31 de enero

¿Como funciona?

La agenda 2018 en excel incluye una pestaña con una visión anual

hoja-anual

Además te facilito un planning totalmente personalizable para que lo utilices como quieras

planning 2017 excel

La agenda 2018 en excel tiene visión semanal, una pestaña por cada una de las 52 semanas del año con links directos para avanzar rápidamente. Están formateadas para imprimir la vista semanal.

agenda 2017 en excel

Además de la parte de horarios, he incluido en la parte de abajo las siguientes utilidades de izquierda a derecha:

– Zona de Acciones siguientes con espacio para definir contexto, tiempo y energía disponible, además de para definir la acción (recuerda comenzar con un verbo accionable)

– Zona de Proyectos con sitio para los ocho que quieras enfocar y la próxima acción de cada proyecto. También con contexto tiempo y energía.

– Zona central de acciones enfocados a adquirir y cambiar hábitos con un espacio en la parte de abajo para una frase inspiradora para la semana.

– Zona de acciones “A la espera” o delegadas que quieres supervisar esa semana. Debajo de la cual dejo espacio para recordatorios de cumpleaños o algún tipo de feedback. Le sigue un área destinada a rutinas y un check list para los que nos dejamos las gafas por medio mundo.

– A la derecha del todo un espacio suficiente que hace de Bandeja de entrada para recopilar todo lo que se te pase por la cabeza, vaciar la mente y no desviar tu atención

Para los menos tecnológicos recomiendo usarlo como revisión diaria de GTD, modificar lo que queráis e imprimir para tener el día controlado.

Espero que os guste, que la compartáis para ir ampliando la comunidad de intraemprendedores, que me reportéis feedback de su utilidad y me sugiráis las mejoras que consideréis oportunas.

Nota: Para los actuales suscriptores  ya te ha debido llegar la agenda en un email personalizado.

BOTON

GTD Objetivos. El mundo es demasiado grande

Una vez definido el PROPÓSITO y realizada  la VISION de nuestro futuro a 5 años o más , descendemos a los 9.000 metros siguiendo la metáfora de altitudes de David Allen.

 

Llegamos a las METAS Y OBJETIVOS.

¿Qué quiero conseguir en el plazo entre uno y dos años?

¿Cómo conseguirlo en estos entornos VUCA?

Como referencia,  no deberías tener más de 10-15 objetivos abiertos.

 

Veamos este inspirador video de “El hombre de acero”

 

 

– El mundo es demasiado grande, mamá.
– Pues haz que sea pequeño. Tú concéntrate en mi voz. Piensa que es una isla en medio del mar. ¿La ves?
– La veo.
– Pues nada hacia ella, cariño.

 

Nuestro futuro Supermán se ve superado por todo lo que percibe, necesita claridad y foco para aprovechar sus superpodere. En este caso tiene a la mejor coach, que es su madre, para orientarlo, pero en nuestro trabajo y vida personal no siempre podemos echar mano de ella 😉

Como en la mayoría de las ocasiones, las respuestas a nuestras preguntas las tenemos dentro. Para escribir tus Metas y objetivos debes saber contestar una serie de preguntas

 

¿Qué quiero conseguir?

Los objetivos son resultados que se pueden completar y cerrar como “hechos”. Publicar un libro, cambiar de casa, completar un Iron Man…

Es importante identificar lo que david Allen llama el alcance y la escala de cuánto y cuándo se puede decir que la meta está conseguida.

 

¿Cuándo y cómo empezar?

Tiene sentido plantearte objetivos al menos una vez al año. Es habitual (aunque no obligatorio), aprovechar el inicio del año natural o lectivo. Aunque hay objetivos que surgen en otras fechas y que debemos incorporar de manera natural a nuestro sistema GTD

 

¿Qué debo comenzar a hacer? ¿Quién me apoya?

Es importante tener en cuenta la escala superior, la Visión, para poder definir mejor el objetivo. Por ejemplo; si te has visualizado dando una charla TED X, y nunca has hablado en público, tendrás objetivos relacionados como impartir formación interna en tu empresa sobre tu especialidad, como medio de aprendizaje y mejora.

 

Posteriormente bajaremos a la escala inferior, y tendrás que definir varios proyectos (a menos de un año) relacionados con este objetivo (hablaremos de proyectos en próximos post). Esos proyectos tendrán siempre una acción siguiente asociada para que semana a semana te vayas acercando a tu meta.

 

En este viaje necesitas el apoyo de tu empresa y de tu familia, por lo que es importante negociar medios: formación, coahing, tiempo… en el caso de la empresa y reorganizar, si es necesario, la vida familiar.

 

¿Qué debo dejar de hacer?

La definición de objetivos implica un compromiso personal con los mismos. No puede ser “wishful thinking”. Eso conlleva abandonar tu zona de confort y dar un salto a lo desconocido para conseguir ampliarla. En este viaje es importante no llevar exceso de equipaje por lo que tienes que repasar todo tu sistema para ver qué cosas puedes dejar de hacer, delegarlas o externalizarlas de manera que tu energía y esfuerzo se centren en los nuevos objetivos.

 

¿Qué hacen diferente los que están consiguiendo sus objetivos?

  • Se premian. trocean sus objetivos y proyectos en tareas realizables o “tachables” generando endorfinas que les animan a seguir. La acción incompleta es fuente de ansiedad y estrés.
  • Piensan en soluciones, no en problemas y dificultades.
  • Expresan sus metas como resultados conseguidos. “Ironman de tenerife finalizado y feliz” frente a “terminar un ironman”
  • Revisan sus objetivos de manera continua
  • Permanecen flexibles, abiertos a nuevas realidades que puedan hacer modificar parte de su objetivo.
  • Se mantienen siempre al día. Son nómadas del aprendizaje.

GTD objetivos

¿Ves esa isla en medio del mar? Pues nada hacia ella.

GTD Visión. Oxígeno a 12.000 metros

En “Haz que funcione”, David Allen se adentra en la parte de perspectiva de GTD con la metáfora de altitudes que van desde la “pista de despegue” que son las acciones, hasta los 15.000 metros del último piso, que es el Propósito, del que hablamos en el post anterior.

 

Independientemente de lo acertado o no de la metáfora, de si nos gusta más o menos, de si realmente son seis niveles, …etc.; Está claro que el segundo nivel más alto en GTD, los 12.000 metros de LA VISIÓN, supone un ejercicio importante para definir, visualizar y trabajar tus metas a largo plazo, las que superan los dos años.

 

La parte de control en GTD es un proceso objetivo de aplicación directa (aunque no sencilla) y cada hábito que incorporamos supone una mejora en nuestra sensación de control y por lo tanto en la efectividad. Por el contrario, la parte de perspectiva tiene muchos más matices. Hay personas que no profundizan y “pasan” de la perspectiva, o no hacen el esfuerzo por entender su potencial y otros que no sólo profundizan, sino como es mi caso, no entendemos GTD sin una perspectiva bien trabajada.

 

Normalmente el adentrarse “de verdad” en las altitudes de la perspectiva va acompañado de un proceso personal de cambio y mejora.

 

En ese camino de mejora tenemos que realizar un “feedforward” que tiene un potencial enorme y que es LA VISIÓN. Se trata de imaginarnos, vernos y sentirnos, dónde y cómo nos gustaría estar, vivir, trabajar en un plazo superior a los dos años. Este plazo nos desliga de los proyectos y objetivos que tengamos en marcha a plazos más cortos y relacionados con nuestra actividad o situación actual. Esto permite ir a la imaginación un poco más allá, entroncar con nuestros valores e imaginarnos un futuro mejor para nosotros.

 

Pero en esta época que nos está tocando vivir, esta necesidad de visionarnos a 3-5 años en el futuro, puede estar motivada por los retos, oportunidades o disrupciones en nuestro entorno laboral; bien por un cambio en el modelo de negocio o bien por la tan traída transformación digital.

 

Si me das a elegir, prefiero iniciar ese camino por iniciativa propia que por necesidad.

 

En estos 12.000 metros en que sitúa Allen la visión no estamos muy cómodos. Será por la presión, o por el miedo a volar…;-)

 

A 12.000 metros hay miedos ocultos, y como en un avión, puede haber turbulencias,  pérdidas de presión… Aquí debes hacer por una vez caso a la explicación de las azafatas. Ya sabes que si vas acompañado por menores debes ponerte tu primero la mascarilla antes que ponérsela a ellos. Esto no es baladí, en un avión comercial, a 12.000m, tienes literalmente segundos para ponerte la máscara de oxígeno antes de perder el conocimiento y, quizás, morir. Por eso es tan importante lo de ponerte tu máscara de oxígeno primero y luego pensar en ayudar a los demás.

 

GTD Visión

¿Qué me quieres decir?

 

Que tenemos que liderar nuestro futuro tanto a nivel personal como profesional. Cuidarnos la salud, hacer deporte y preocuparnos de adquirir las habilidades y conocimientos necesarios que esa visión nuestra del futuro necesita.

 

Que tenemos que hacerlo con coherencia y humildad. No podemos pretender que se transforme nuestra empresa sin hacerlo nosotros. No podemos aconsejar a nuestros compañeros, hijos, pareja sin admitir consejos. No podemos exigir determinados comportamientos, habilidades sin ser nosotros ejemplos de los mismos.

 

Así que ponte la mascarilla por favor 😉
Pdta. Sigo repasando GTD para Billage.es. Aquí puedes seguir la serie de post —> GTD Billage